jueves, 26 de abril de 2007

ERIKA BLANC HABLA SOBRE PETER LEE LAWRENCE

Parece que esta entrevista se encontraba adjunta al VHS italiano, edición “Nocturno”, de la película “Amore e morte nel giardino degli dei” (Sauro Scavolini, 1972), que protagonizaban Peter Lee Lawrence y Erika Blanc. La traducción del italiano es mía, por lo que no está libre de errores. Si quereis ver el original (aunque tiene bastantes falta), está aquí.

Además de ser un gran éxito, “Brigada suicida”, que rodaste en 1968 marcó el primer encuentro entre tú y Peter Lee Lawrence, seguramente el más fiel de tus compañeros en la gran pantalla.

No es del todo exacto: yo, a Peter ya lo conocía de hacía algo más de un año, por un anuncio. El decía siempre que quería llegar a ser como Alain Delon, pero era muy honesto, no era vanidoso, estudiaba con mucho ahínco, porque este trabajo le gustaba muchísimo. Absolutamente diferente de Guy Madison, ahora que estamos hablando del filme de Brescia, me viene a la cabeza que él también estaba allí.: era desconfiado, hablaba solo en inglés…no me era tan simpático.

Durante mucho tiempo se dijo que Peter Lee Lawrence se suicidó; lo que ocurrió, sin embargo, no fue así.

No, Peter murió de un tumor en el cerebro. La última película que hicimos juntos era en Raffica, en Túnez. Estaba muy cambiado, no era él, tenía ataques increíbles…además nos queríamos mucho, efectivamente. Habíamos hecho una escena en la que eramos náufragos en el mar: recuerdo que habíamos llegado al aeropuerto de Tunicia y era un día cálido de noviembre y por consiguiente, decidimos rodar enseguida, sin parar en el hotel. Como tenía que lanzarme al agua de golpe, rogué que me trajeran algo para beber. Una vez que había bebido, comencé la escena. No salía del agua, cada poco rato bebía ese whisky tunecino… no sé qué fue, pero en un cierto momento, mientra Peter y yo gritabamos, fingiendo ser náufragos, llegaron unos delfines para salvarnos. Comenzaron a girar a nuestro alrededor. Después, cuando salí, finalizada la escena, di dos o tres pasos y perdí el conocimiento. Comprendes, con todo el alcohol que había bebido. Me desperté al día siguiente en un lugar que no conocía, todo blanco y de repente no entendía nada.

Después recobraste la memoria…

Sí. Me contaron que apenas salí del agua, llegó la sastra y me envolvió con una toalla y yo irrumpí a gritar que quería a mi abuela. Lo intentaron todo, hacerme comer, no hubo nada que hacer. Debieron de llevarme al hotel a cuestas (se rie). Y después, con Peter, escapamos del hotel, porque no nos habían pagado y no teníamos dinero.

A mí hay una película que hiciste junto con Peter Lee Lawrence que siempre me ha gustado, se titulaba “Amore e morte nel giardino degli dei”.

Aunque era una bella historia, de un amor incestuoso entre hermano y hermana, aunque la habíamos rodado con poco dinero. Lástima que Scavolini haya abandonado el cine, porque sabía dirigir muy bien a los actores.

En la película estaba también Orchidea de Santis.

Ah, trabajé en el teatro el año pasado, con Fiorenzo Fiorentini. Ahora se dedica a la radio, trabaja mucho en la RAI. Orchidea es una de esas chicas simpáticas y todavía está igual…

Bah, pero si tú no has cambiado nada… sinceramente.

Físicamente me defiendo todavía bien, pero de cara… bah, es cierto, los años están ahí, pero los llevo muy bien, todos me quitan diez años…(rie).

Veo que fumas siempre con pipa.

Primero la fumaba a escondidas. Debes saber que comencé a fumar en pipa a los ocho años, la de mi abuelo. Después, cuando me hice mayor, parecía una pose el que fumase la pipa en público. Mientras, ahora me dejo fotografiar con la pipa, no me importa en absoluto…(rie), tanto que no corro más el riesgo de pasar por una que quiere exhibirse. Primero, ya sabes, una chica bonita, muy aparente, cabello rojo y fuma con pipa. Se convertía en algo excesivo. Pero escucha, esta película de Scavolini no fue la última que hice con Peter, ¿verdad?

No, de hecho, con Peter Lee Lawrence trabajasteis juntos nuevamente en “Giorni d’amore sul filo di una lama”, una historia de amor ambientada en Venecia.

También en Venecia, una buena parte la habíamos rodado en Livorno. Eh, sí, sí es la última película que rodamos juntos. Recuerdo que él llegaba con su mujer y los niños. Estaba casado con una actriz española, Cristina Galbó, muy bonita, que era famosa por un filme sobre un colegio, un “giallo” (“¿Qué le habéis hecho a Solange?”, de Massimo Dallamano.


Peter en acción.


13 comentarios:

Lux Coral dijo...

Me parece muy interesante esta entrevista. La verdad es que cuando salió en la prensa esta horrible noticia se decia "Ha muerto el marido de Cristina Galbó" no decia "se ha suicidado". Hubiera sido muy humano que lo hubiera hecho, pero no creo que lo hiciera, aguantaría hasta el final. Es tremendo que un tumor cerebral acabase con la vida que lo tenia todo para ser feliz, su mujer, su hijo y una brillante carrera de actor triunfante, con inolvidables creaciones sobre todo en "El hombre que mató a Billy el niño", "Uno a uno sin piedad", "Garringo", "La furia de Johnny Kid" y "Tarzán y el arco iris". Supuso una pérdida brutal para el cine europeo la desaparición de Karl Hirenbach/Peter Lee Lawrence.

filomeno2006 dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
filomeno2006 dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
filomeno2006 dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
filomeno2006 dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
filomeno2006 dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
filomeno2006 dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
filomeno2006 dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
filomeno2006 dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
filomeno2006 dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
filomeno2006 dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
filomeno2006 dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
filomeno2006 dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.