viernes, 11 de enero de 2008

ANNIE BELLE, RETRATO DE UNA NÍNFULA (II)



Mientras espero que me lleguen de Italia unas bonitas fotos de Annie (que están tardando bastante, por cierto), os pongo la segunda parte de su biografía, que ocupa únicamente 1977. Todavía no se ha acabado.

1977 fue un año de mucho trabajo para Annie Belle. Harry Alan Towers se la lleva a París para rodar “Close up tight”, en la que debía interpretar a la hija de Marty Feldman. Tras tres semanas de trabajo, el rodaje se suspende y de ese proyecto nada más se sabe.

Y de París a Egipto, para rodar “Velluto nero”, que en España lleva el inapropiado título de “Emanuelle viciosa”. Curiosamente, el título original de la película era el que se tenía pensado para la que finalmente se llamó “Emanuelle nera – Orient reportage”, esto es, “Emanuelle negra se va al Oriente”.

Título inadecuado, decimos, pues nos encontramos ante una Emanuelle apócrifa que nada tiene que ver con la saga iniciada por Adalberto Albertini en 1975, como no sea el protagonismo de la bien formada Laura Gemser. La película es dirigida por Brunello Rondi, un realizador que, aunque pueda parecer mentira, optó en dos ocasiones al Oscar. Eso sí, en su faceta de guionista para Federico Fellini en “La dolce vita” (1960) y “Ocho y medio” (1963). Su carrera posterior como realizador siguió otros parámetros, y así, entre sus películas se cuentan “El demonio” (1963), “Cuentos prohibidos y nada vestidos” (1972), “Esclava del placer” (1972) o “Cárcel de mujeres” (1974).

Esta “Emanuelle viciosa” fue su penúltima película y está basada en una historia del recientemente fallecido Ferdinando Baldi. Una locura de historia, añado.

En ella, Emanuelle -al parecer según versiones cambia el nombre por el de Laura- (Laura Gemser), una de las modelos más cotizadas del mundo viaja a Egipto junto con su marido, Carlo (Gabriele Tinti), un fotógrafo que la trata despóticamente, y su amiga Tina (Annie Belle). Se dirigen a la mansión de la madre de Tina (Susan Scott, alias de Nieves Navarro), una mujer, dominante y ávida de sexo. Y sexo no falta en la película, pero también abundan escenas más o menos nauseabundas, casi todas provocadas por el odioso personaje interpretado por Gabriele Tinti. Un ejemplo de esto lo vemos cuando el susodicho hace parar el coche en el que van para hacer unas fotos a su mujer junto con un animal aplastado; o su sublimación, el fotógrafo sin entrañas haciendo posar a la modelo junto con un montón de cadáveres que han encontrado casualmente.


En esta película coincidían dos parejas: la formada por Laura Gemser y Gabriele Tinti, que ese mismo año se casarían, y la ya mencionada de Al Cliver y nuestra Annie.

Apenas existe argumento, el metraje está repleto de personajes y momentos extraños, como los protagonizados por Feodor Chaliapin Jr. (el paralítico de “Inferno”), un tipo que parece salido de otra galaxia. Pero la escena más famosa de la cinta es un numerito lésbico entre la Gemser y Annie que es un “must” para los admiradores de las dos actrices.

En resumen, una película sin pies ni cabeza, únicamente recomendable para los seguidores de este tipo de cine bizarro (en su acepción inglesa) y de sus actrices (y actores, que digo yo que también existirá algún o alguna entusiasta de Al Cliver y de Gabriele Tinti).

En “Un giorno alla fine di ottobre”, vuelve a coincidir con Al Cliver, pero esta será la última ocasión en que lo hagan. Su relación sentimental se está enfriando y pronto seguirán caminos diferentes.

Dirigida por el oscuro Paolo Spinola, esta parece ser una de las muchas películas militantes que se hicieron en Italia durante la segunda mitad de los años setenta. Películas antiburguesas que vistas hoy, provocan más sonrojo que otra cosa. Según una crítica local, la película nació muerta.

El argumento es bien poco prometedor: Lorenzo es un funcionario y conoce a Cristina, una universitaria de ideas revolucionarias. Pasean, hablan, comen, hablan, se acuestan, hablan y se separan. Al final Cristina muere en un accidente de tráfico. Evidentemente, su éxito es menos que nulo.

Rodada en Montreal y en la Martinica, “La notte dell’alta marea” es una de las dos películas que rueda la gran Pam Grier bajo capital italiano, aunque esta sea en régimen de coproducción con Canadá.

La película se estrena en nuestro país con el título de “Solo cuando deseo”, y otros títulos con los que es conocida es “The night of the high tide” y “Twilight of love”.


En ella, un casi sexagenario Alan Steel se enamora de nuestra rubia platino y la requiere para una campaña de publicidad.

Última película dirigida por Luigi Scattini, realizador de títulos como “Suecia, infierno y paraíso” (1968) o “La esfinge de cristal” (1968).


Lo cierto es que no se lució demasiado en este largometraje, demasiado plegado a los tópicos más frecuentes. Con todo, los degustadores de delicatessen la sabrán disfrutar. No en vano, tener en la misma cinta a Annie Belle y a Pam Grier paseando en bikini por la playa es algo único. Además encontramos en el reparto nada menos que a Hugo Pratt, el creador del Corto Maltés, además de a Giacomo Rossi-Stuart o a Gerardo Amato, que es el hermano de Michele Placido.

Ese mismo año, Annie tiene la ocasión de rodar junto con Marcello Mastroianni en “Mogliamante”, filme dirigido por Marco Vicario. Su papel es muy pequeñito, pero trabajar al lado de grandes actores reconforta lo suyo. Como novedad, Annie vuelve a ser morena.

Al parecer, se trata de una fábula antimachista protagonizada, como ya hemos dicho, por Marcello Mastroianni y una Laura Antonelli, en la cima de su popularidad. En Alemania se tituló “Frau & geliebte” y en América “Wifemistress”. No he podido dar con ella.

Annie rueda después en España “Clímax”, dirigida por el valenciano Francisco Lara Polop. En ella, Silvia Tortosa está al mando de un internado femenino en el que se pone las botas. Tampoco he podido ver esta película en la que Annie daba vida a Ana, una joven con problemas de drogas que acaba encerrada en esa residencia. Tiene buena pinta, y un reparto ciertamente apreciable, con Teresa Gimpera, Javier Escrivá, Virginia Mataix, Yelena Samarina e Ismael Merlo, entre otros. A ver si alguien nos da una alegría y alguna vez la podemos disfrutar en la mula.

Como curiosidad, decir que la banda sonora fue compuesta por las entrañables Vainica Doble.

Ir a Annie Belle (III).

10 comentarios:

Aura dijo...

Me tiene usted buscando más películas de Annie Belle. Creo que me estoy enamorando...

MarioBava dijo...

Hola Dr. Hichcock...Tiene usted en Castellano "SOLO CUANDO DESEO / LA NOTTE DELL'ALTA MAREA (LUIGI SCATTINI)" La tengo en Italiano pero me gustaria disponer de una copia en nuestro idioma....Yo le puedo ofrecer CLIMAX y otras...

Mi email

fantaterror@hotmail.com

Muy bueno su articulo...Enorabuena.

elputocriticón dijo...

genial repaso! vainica doble en la banda sonora? ahora si que alucino..

koolauleproso dijo...

He llegado aquí navegando y lo que he visto me ha fascinado.
No se podía esperar otra cosa de un nick como este.
Como usted, yo soy un fanático de Hitchcock, y de los ambientes "turbadores" en general.
Me pasaré más por aquí.

Saludos desde la "leprosería".

Tío Marvin dijo...

Me deja usted boquiabierto: Pam Grier en Italia, las Vainica Doble haciendo la banda sonora de una peli erótica... Ya estoy deseando ver algunas de estas rarezas aunque sea en italiano.

Ivan aka Imazur2002 dijo...

No he visto mucho del tema este, pero si que lo conozco en forma de datos cinéfilos y cinefilia de oidas. Habrá que rebuscar para encontrarlo, que tan lozana moza no puede pasar desapercibida.
Saludos!

Clara dijo...

No soy muy aficionada a este tipo de cine, pero es muy curioso leerte.

Un abrazo

La Perse dijo...

Menudo catálogo; cada día me sorprende más su cinefilia, Doc. A mí también me ha llamado la atención la presencia de las Vainica... habrá que buscar alguna de estas perlas.

BUDOKAN dijo...

Qué mujer, esto me obliga no sólo a copiar los nombres de los films para buscarlos sino a recorrer el mundo para conseguirlas. Saludos!

Pussy Galore dijo...

Ojalá el pelo corto me quedara así de bien :(