viernes, 24 de agosto de 2007

LÈVRES DE SANG (JEAN ROLLIN, 1975)






Con Jean-Loup Philippe, Annie Brilland, Nathalie Perrey, Martine Grimaud, Catherine Castel, Marie-Pierre Castel, Hélène Maguin, Anita Berglund, Claudine Beccarie, Béatrice Harnois, Sylvia Bourdon, Mireille Dargent, Paul Bisciglia, Willy Braque, Julien Etchevery, Jean-Jacques Birgé y Serge Rollin.

El cine de Jean Rollin me parece casi siempre fascinante. Rollin es un Autor con mayúsculas. Sus películas tienen un estilo fácilmente reconocible. Sus argumentos son generalmente trágicos, repletos de personajes tristes y de vampiras. Muchas vampiras. Un cine de terror erótico y poético, con matices surrealistas y expresionistas en el que los silencios representan un papel muy importante.

Lèvres de sang” es quizá una de las películas más académicas de este amante del cine de Luis Buñuel. Una cinta no tan delirante como las que había dirigido con anterioridad dentro del género, no tan psicodélica y sí más racional a la par que melancólica. En algunos momentos me recuerda al Bava de “Operazione Paura”. Posiblemente esta sea la película ideal para adentrarse en el personal universo de su director.

El argumento gira alrededor de la figura de Frédéric (J-L. Philippe), que mientras se encuentra en un cóctel con su madre ve un póster con unas ruinas que le dejan una sensanción de déjà vu. Frédéric ha olvidado gran parte de su infancia y tiene la certeza de que las ruinas de ese viejo castillo tienen algo que ver con ella. Él ha estado allí con anterioridad, sin duda. Entonces recuerda que cuando era un niño pasó una noche en ese castillo en compañía de una bella joven vestida de blanco (la fascinante Annie Brilland a la que quiero dedicar un post, ya que los avatares de su vida bien lo merecen) de la que se enamoró. Nuestro protagonista realiza pesquisas con el fin de averiguar donde se encuentran los restos del castillo, pero parece que no encuentra ayuda por ninguna parte. Es más, alguien se cuida muy mucho de ocultárselo. Por supuesto, al final dará con la joven, que evidentemente es una vampira, pero que además es su hermana.

Una bella historia de amour fou escrita entre el realizador y el protagonista principal en la que Frédéric, como Alicia, entra dentro de un espejo desconocido por él, pero en el que es finalmente aceptado. Todas las obsesiones de Rollin se encuentran aquí: la familia castradora (la madre –N. Perrey- le pide a Frédéric que le traiga la cabeza de su amada), los recuerdos de la niñez, la historia de amor apasionado, vampiras entre gasas…

Por supuesto, el reparto femenino es delicioso, y en él encontramos a las gemelas Castel, habituales en el cine de Rollin.

De gran belleza formal, como suele ser habitual en Rollin, también hay que reprocharle algún pero. Por ejemplo, la escena que ocurre en el metro, que resulta demasiado forzada y ridícula. Pero finalmente vencen los elementos positivos: la riqueza cromática de la fotografía, deudora de la obra de Max Ernst, así como la acertada elección de escenarios, hacen de “Lèvres de sang” una experiencia fascinante, en la que cada imagen es un símbolo (la virgen decapitada).

El final liberador se aparta formalmente del resto de la película, pero hay que recordar que Frédéric ya está en otra dimensión. Además, es la escena favorita de Rollin.

Calificación: 7 sobre 10.

¿SABÍAS QUE…?

Se hizo un remontaje “hardcore” al que se tituló “Suce-moi, vampire”. Y es que en el reparto encontramos varios nombres nada ajenos al cine X, como los de Claudine Beccarie, Béatrice Harnois y Sylvia Bourdon, entre otros.

El bajo presupuesto y problemas con los productores impidieron que se rodaran varias escenas más que figuraban en el guión.

El papel de Frédéric niño es interpretado por Serge Rollin, hijo del realizador.

El protagonista entra en un cine donde se proyecta "La vampire nue", del propio Rollin.

Por último, decir que he traducido los subtítulos de la película al castellano y los podéis encontrar aquí.

Un cine que apenas necesita diálogos.

10 comentarios:

darkerr dijo...

Pues hay que verla, la verdad es que de Rollin sólo he visto "El lago de los muertos vivientes", que no me agradó demasiado, pero en cambio ésta pelicula luce mucho mejor. Se agradece los subtitulos. Saludos.

Dr. Insermini dijo...

Ya es hora de iniciarme en el cine de Jean Rollin. No he visto nada suyo pero esta tiene muy buena pinta!!

Bizita Q dijo...

El cine de Rollin tanto impulsa mi narcolepsia como mi fascinación.

TRONCHA dijo...

Cusioso este tipo de cine a caballo entre el porno (quizás exagero) y el terror, hay muchísimos ejemplos, sobre todo del señor J. Franco.

Interesante tu blog.

Saludos.

BUDOKAN dijo...

Muy buenos los datos que das al final del film a modo de curiosidades. Tengo que verla porque las fotos y lo que escribes de ella así lo indican. Saludos!

BUDOKAN dijo...

Muy buenos los datos que das al final del film a modo de curiosidades. Tengo que verla porque las fotos y lo que escribes de ella así lo indican. Saludos!

Hellhammercito dijo...

Estoy totalmente de acuerdo en que Jean Rollin es un autor con mayúsculas, porque por encima de sus cualidades como cineasta, en toda su obra permanece fiel a sus obsesiones.

En una entrevista más o menos reciente contaba cómo había sufrido ya varios infartos debido al estrés de hacer películas, más bien, al estrés de intentar rodar películas, siendo un completo desconocido en su país, como tantos otros en sus respectivos, ha sido gracias a su amistad con un alto cargo de Canal Plus Francia, que se exhibieron allí sus cintas en dicho canal.

De hecho sus últimas películas las ha rodao gracias a Canal Plus, con un bajísimo presupuesto, como siempre, y tenía que tener una ambulancia en el plató ya que además de que se cansaba en pocos minutos porque su corazón no se lo permitía, creo recordar que también tenía que hacerse la diálisis o algo así, hablo de memoria y este último dato no es muy de fiar.

La mayoría del atrezzo que utiliza en sus films son de su propiedad ya que es coleccionista de antigüedades.

En fin, un artista absoluto y obsesivo, como debe ser un artista.

¡¡Saludos!!

Pussy Galore dijo...

entre esto y lo de Aura, tengo mono de Rollin. esta noche cae una!

Dr. Hichcock dijo...

Gracias, Hellhammercito por los datos.
Al parecer, Rollin ha terminado el rodaje de la que será su última película (esperemos que de momento): La nuit des horloges.

Angelo Bennings dijo...

Adoro a Rollin. Los finales de sus películas siempre me dejan intrigadísimo y la filosofía que impone a sus películas es sencillamente fascinante: esa estética, ese simbolismo... Una pena que sea un director habitualmente menospreciado como buen artista que es, eso le sucede a los mejores: No se les comprende.
Espero que algún dia se conozca más de la obra de este gran señor.