miércoles, 14 de mayo de 2008

ES SOLO UN SUEÑO: ONIRISMOS (IV)

La maldición del altar rojo (Vernon Sewell, 1968).


Una de las primeras películas producidas por la Tigon del recientemente fallecido Tony Tenser. Más o menos basada en el relato Sueños en la casa de la bruja, de H.P. Lovecraft, contó con un reparto realmente apreciable: dos monstruos sagrados del cine de terror como Boris Karloff y Christopher Lee a los que hay que añadir a Barbara Steele y a Michael Gough. Una gozada.

Pero… Sí, es una lástima, pero aquí también hay peros. Y no pocos. El primero, que es el mustio Mark Eden el que interpreta el papel principal de la función, acompañado de la sosipava de Virginia Wetherell. El siguiente es haber contado con unos guionistas mediocres, televisivos, que en muy pocos momentos saben proporcionar la tensión que el relato necesita. Y además está Vernon Sewell, que desde luego no era ningún Terence Fisher. Ni siquiera era un John Gilling, vaya.

El resultado es una película bastante vulgarcilla, hija de su época (las escenas de la fiesta son pop mal entendido), pero disfrutable si se tiene sentido del humor, amén de que el reparto ya vale un visionado.

En las escenas oníricas es cuando Sewell se desmadra, con una extraordinaria Barbara Steele pintada de azul al mando de unas criaturas más bien grotescas. La iluminación se llena de colores y se crea un efecto caleidoscópico muy simpático.



Escena de La maldici?n del altar rojo - Watch more free videos

3 comentarios:

El Guardián dijo...

Aunque aún no la he visto, la tengo en mi lista de pendientes con más ganas. Aunque solo sea por el choque de titanes Karloff-Lee+Steele.

Me alegra por otro lado ver que vuelve a la actividad (aparte de sus puntuales necrológicas).

Dr. Insermini dijo...

De la Tigon sólo vi Blood on Satan's Claw, editada en DVD como La garra de Satán, que desde aquí recomiendo.

Bienvenido Doc!

darkerr dijo...

Tambien la tengo pendiente de hace mucho, y las advertencias de su mal acabado son muchas, pero como señalas, una pelicula asi es digna de verse, faltaba mas. Saludos¡¡