miércoles, 25 de abril de 2007

PETER LEE LAWRENCE, UN PISTOLERO SIN SUERTE




La maldita enfermedad se lo llevó cuando aún no tenía treinta años. Repasemos la breve historia de un actor alemán que se dedicó principalmente al “western”, una presencia que se dejaba querer por la cámara.

Su nombre auténtico era Karl Hirenbach, pero con el apogeo del género americano por excelencia, al igual que cientos y cientos de profesionales, tuvo que resguardarse en un seudónimo anglosajón por el bien de la distribución internacional del producto. Nació en la isla de Lindau, una idílica población situada en el lago Constanza, en Bavaria el 21 de febrero de 1945.

Debutaría en el cine a la edad de 20 años de la mano de Sergio Leone, ahí es poco, en la coproducción germano-italo-hispano-monegasca (uff!) “La muerte tenía un precio”, en la que aparecía sin acreditar. Su aparición se limita a un “flashback” en el que es asesinado por el “Indio” Gian Maria Volontè.

Rubio, alto y de atractivo aspecto, pronto se haría un hueco en el cine de género que se rodaba en Italia y España y pasaría a ser protagonista principal de diferentes películas, como “El hombre que mató a Billy el Niño” (Julio Buchs, 1967), en la que incorporaba al famoso pistolero En 1968 protagoniza “La furia de Johnny Kid” (Gianni Puccini) al lado de Cristina Galbó, con la que acabaría casándose un año más tarde (¡qué buena pareja hacían!). De esta unión nacería un hijo.

El joven Peter estaba en su apogeo. Fue el protagonista absoluto de “Winchester, uno entre mil” (Primo Zeglio, 1968), “El sabor del odio” (Umberto Lenzi, 1968), al lado de John Ireland, y “Uno a uno, sin piedad” (Rafael Romero Marchent, 1968), todos ellos grandes éxitos en nuestras taquillas.

Ese mismo año y cambiando de género, rodó “Brigada suicida” a las órdenes de Alfonso Brescia. Película ambientada en la segunda guerra mundial en la que compartió pantalla con la bella actriz italiana Erika Blanc, nacida Erica Bianchi. Fue el inicio de una larga colaboración que duraría hasta su muerte.

El trigueño Peter se convirtió en un destajista. Después de un rodaje comenzaba otro, cuando no simultaneaba varios. Otros títulos en los que participó fueron “Sin aliento” (Fernando Cerchio, 1969), “Tiempos de Chicago” (Julio Diamante, 1969), film de gánsteres o “Garringo” (Rafael Romero Marchent, 1969), un “western” bastante superior a la media.

En 1971 protagonizaba “Belleza negra”, de James Hill, basada en el famoso cuento de Anna Sewel publicado en 1877. Durante estos años, en los que el “western” mediterráneo ya se había contaminado por el humor del fenómeno “Trinidad”, Peter siguió en primera línea de fuego con cintas como “Reza por tu alma…y muere” (Tulio Demicheli, 1970), “La muerte busca un hombre” (José Luis Merino, 1971), “Cuatro pistoleros de Santa Trinidad” (Giorgio Cristallini, 1971) o “Un dólar para Sartana” (León Klimovsky, 1971).

Después de unas cuantas películas coprotagonizadas con Erika Blanc, y su participación en las cintas españolas “Tarzán y el arco iris” (Manuel Caño, 1972) y “Los caballeros del botón de ancla” (Ramón Torrado, 1974), rodaría su último filme, “Il bacio di una morta” (Carlo Infascelli, 1974), nueva versión de la novela de Carolina Invernizio que ya había sido llevada a la pantalla por Guido Brignone en los años cuarenta.

El 19 de abril de ese mismo año, Peter Lee Lawrence moría. Ha habido muchos rumores sobre las circunstancias de su muerte. De hecho, incluso en www.imdb.com se habla de suicidio. Parece ser que Peter sufría un tumor cerebral que le hacía caer en contínuas depresiones y cambios de humor. Si se suicidó o no lo hizo, no lo sabemos. Según su compañera Erika Blanc, está claro que no acabó con su vida.

Lo cierto es que en los escasos nueve años de carrera que tuvo, participó en una treintena de producciones y quién sabe lo que hubiera ocurrido si las cosas hubieran ocurrido de otra manera. El “western” europeo no se concibe sin su presencia, una de las más importantes y carismáticas de ese período de frenética actividad cinematográfica, cuando el cine era una industria en nuestro país.

9 comentarios:

Aura dijo...

Un bello motivo más, si cabe, para acercarse a esas películas.

Pero que final tan triste...

Lux Coral dijo...

Peter Lee Lawrence era o es uno de los ídolos cinematográficos más grandes que he tenido en mi vida. Realmente me sobrecoge verle tan pulcro, tan refinado, tan sensitivo y tan angelical en la pantalla y saber que llegó a intervenir en 30 títulos (lo cual es trabajar demasiado) para abandonar este mundo con tan sólo 29 años. Si como dice Erika Blanc le gustaba muchísimo este trabajo pues me quedo algo más tranquilo si ese poco tiempo lo pasaba bien rodando pues bueno. La última película suya que se ha editado en DVD es "Una bala marcada" en la que está fascinante como siempre. De sus spaghettis los dos más mediocrillos son "Sin aliento" y "El sabor del odio", mientras que los demás son estupendos y concretamente en "Garringo" hacia una genial creación, un niño que pasa de divertirse diciendo Bang Bang con pistola en mano a convertirse en jefe de una banda de forajidos en la adolescencia y con una inolvidable escena final donde ruega que no lo maten después de todo lo que ha matado el. Y en la que fue su última obra en España, "Los caballeros del botón de ancla" me llama la atención que estando ya muy enfermo parecia que irradiaba salud, tenía un brillo muy especial en sus ojos y sonreía de una forma rara en una persona que ya tenía depresiones, por lo que está claro que era un genial actor. Cristina Galbó tuvo que sufrir muchísimo al perder tan pronto a su marido, pero tenía un hijo fruto de ese amor y tuvo que salir adelante. Quién no lo conozca, quién no sepa quien fue Peter Lee Lawrence no ha visto todavía nada sublime en cine.

filomeno2006 dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
filomeno2006 dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
filomeno2006 dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
david dijo...

dsfddgfgf

david dijo...

Peter Lee Lawrence ,personajes como este salen una vez en quinientos años, una persona que estava volcada con el cine, solo hay que ver su gran filmografia que desgraciadamente solo duro nueve años escasos y fue suficiente para haber dejado la huella de los grandes actores, otros actores tienen que estar toda una vida para dejar esa huella el en tan solo nueve años lo consiguio, si la maldita enfermedad no se lo lleva quizas seria otro Clint Eastwood quien sabe,.....era un chaval muy guapo delgado,rubio,buena planta,con un lustre impresionante parece mentira que se fuera tan joven. En Almeria paso sus mejores momentos rodando peliculas que era lo que le gustaba ,y parte de su corta vida tambien la paso alli, esa tierra almeriense vio esa belleza de chaval lleno de salud ,lleno de ilusion que era feliz haciendo lo que hacia, madrugando para rodar en la calurosa tabernas horas y horas de rodaje .peter tenia esas imagenes en mente de los rodajes alli ,durante su corta vida y hasta que murio .Su espiritu esta aqui en España concretamente en la zona de Tabernas almeria que fue donde rodo el grueso de sus spaguetti western, Peter cuando habandone este mundo quien sabe ,a lo mejor coincidimos alli los dos vestidos de pistoleros y fumandonos unos purillos que es lo nuestro.Peter Lee Lawrence D.E.P Siempre estaras en mi corazon nunca te olvidare. llanos de La Calahorra

Unknown dijo...

Siempre me gusto los western de este actor, (el hombre que mato a billi el niño) es mi favorita y la considero de las mejores películas western que e visto por no decir la mejor.también hizo otras muy buenas como un dólar de recompensa, manos torpes,garringo y algunas mas.lo que es una pena es que hoy en día no se puedan conseguir todas sus películas,asta ahora solo ahy disponibles en dvd (la muerte busca un hombre)la furia de jhony kid)una bala marcada)winchester uno entre mil)el sabor del odio)un dolar para sartana y (garringo) haber si las sacan en dvd para que gente que nunca hallan visto su películas puedan verlas y disfrutarlas

Jorge Montoya Montoya dijo...

Siempre me gusto los western de este actor, (el hombre que mato a billi el niño) es mi favorita y la considero de las mejores películas western que e visto por no decir la mejor.también hizo otras muy buenas como un dólar de recompensa, manos torpes,garringo y algunas mas.lo que es una pena es que hoy en día no se puedan conseguir todas sus películas,asta ahora solo ahy disponibles en dvd (la muerte busca un hombre)la furia de jhony kid)una bala marcada)winchester uno entre mil)el sabor del odio)un dolar para sartana y (garringo) haber si las sacan en dvd para que gente que nunca hallan visto su películas puedan verlas y disfrutarlas